Fincas Cafeteras del Quindío

Fincas Cafeteras del Quindío

Fértiles en frutos y encantos

Las fincas cafeteras del Quindío,  hermosas, imponentes  y unidas por las montañas se extienden y forman el paisaje cultural que colombianos y extranjeros quieren conocer.

Las fincas cafeteras del  Quindío, como todas las de la región paisa en las que convergen los territorios del Eje Cafetero,  fueron creciendo desde que un contingente de colonizadores con origen en Antioquia  fue llegando a echar raíces, a formar generaciones y a hacer que la tierra diera frutos. Es por eso,  que el también llamado Paisaje Cultural Cafetero es una tierra donde, como se lee en el editorial de una revista, “el futuro está en su pasado”. Algo que bien lo saben los arrieros que aún siembran café en las laderas y que han sido fuente de paz y de trabajo durante los últimos 150 años.

A lo largo de la historia, los campesinos de las fincas cafeteras del  Quindio, como los de toda la zona, han tenido que enfrentarse a una serie de retos que les supuso el hecho de cosechar el que por muchos años fue el primer producto de exportación de Colombia: el café, por el cual, durante un largo tiempo se habló de la bonanza cafetera. Hoy en día los desafíos apuntan a cómo lograr el equilibrio ante el decrecimiento de la prosperidad agrícola, pero a la vez, ante el auge creciente de la actividad turística, más aún, desde que la Unesco puso su atención  en la región  y la declaró patrimonio de la humanidad en el año 2011.

Fincas cafeteras del  Quindío, preparadas para el turismo

Cuando  sobrevino la crisis cafetera y los campesinos se dieron cuenta de que había que buscar otra alternativas para no dejar caer la región, surgió el turismo como una formidable y sabia respuesta, pues las fincas cafeteras del  Quindío lo tienen todo para satisfacer, no únicamente el gusto, sino todos los sentidos de las personas, de las que allí viven y producen, y de las que habrían de llegar cuando se fue corriendo  la voz de que estaba naciendo una promisoria actividad turística.

Paisaje, cultivos, café, clima, historia, cultura y un carácter notoriamente amable y generoso de sus pobladores, fueron como esa especie de activos básicos para que las fincas cafeteras del  Quindío,  se fueran convirtiendo en la mejor de las estaciones  para los viajeros. Había además voluntad, compromiso, creatividad y unas ganas desbordantes por hacer bien las cosas y lograr que las fincas cafeteras del  Quindío reverdecieran y se llenaran de curiosos invitados que poco después ya no desearían irse. Entonces, la preparación de los  nativos para atender el turismo estaba fundamentada en todo su acervo.

Atractivos alrededor de las fincas cafeteras del  Quindío

A partir precisamente de los valores culturales latentes en las fincas cafeteras del  Quindio, de forma paralela han surgido nuevos elementos que hacen aún más llamativa la región, pues al mejoramiento de los servicios y la adecuación de las haciendas como sitios de hospedaje, se les sumaron los parques temáticos, los escenarios para la práctica de deportes de aventura y la preocupación de autoridades y habitantes de los pueblos del Quindío por ayudar a reforzar y complementar lo ofrecido por las fincas cafeteras del  Quindío.

Incluida la capital Armenia, las fincas se reparten  por las doce poblaciones que conforman el departamento, y en cada una de ellas están presentes varios atractivos que los turistas tienen la oportunidad de conocer cuando  llegan a la región, siendo los pueblos de Quimbaya, Calarcá y Montenegro los más tradicionales en el tema de la producción del café, y por ende, algunos los que más se han preocupado por ampliar, tanto los complejos hoteleros, como las opciones de diversión y entretenimiento para  de esta manera hacer más placentero el arribo a las fincas cafeteras del  Quindío.

Deja un comentario

Nota: Los comentarios en este sitio web reflejan las opiniones de sus autores y no necesariamente las opiniones de Visitando Colombia. Rogamos que expreses tus opiniones dentro del marco del respeto y la cortesía común. Nos reservamos el derecho de eliminar cualquier comentario que haga uso de lenguaje inapropiado y malsonante. Gracias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*
*